Libro firmas e invitación a juego

Hoy es de esos días bonitos para nosotros… te levantas pronto, desayunas mientras ves amanecer, sales a la calle y pones rumbo directo al taller a recoger nuevos proyectos que ya están preparados (acabados de salir del horno).

Esa sensación única de recibir y ver cómo ha quedado en vivo las ideas que has estado moviendo lápiz arriba, lápiz abajo… ¡es única! ¡Es una mezcla de misterio, emoción e ilusión! Después de tantos años, aún no sabemos explicarlo con demasiada claridad. ¿Debe ser lo que sienten los actores y actrices antes de salir a escena?

Aunque tenemos en cuenta que no es exactamente lo mismo, suponemos que es una sensación parecida a la que viven nuestros novios cuando reciben sus invitaciones y grafismos para la boda.

La verdad es que esa cara es casi indescriptible. Todos han visto pruebas digitales en pantalla previamente, pero cuando por fin lo tienen en mano, se les ilumina la cara, la piel se estremece y… shhhh…. alguna lágrima a veces ha caído… entonces es cuando llega ese momento trascendental en el que alguien suelta: ¡Ahora si que va en serio , ¿eh?! Esos momentos son realmente mágicos 🙂 y… ¡bastante divertidos!

Hoy nos ha nacido esa magia cuando hemos recibido el proyecto con el perfil de los novios (esta vez, si nos dais permiso, nos hemos puesto de protagonistas) en la invitación y en el libro de firmas. Y es que… ¿qué os parece si os representamos en cuatro líneas de pluma de forma esquemática? ¿y por qué no lo hacemos todo a juego?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies