leyenda anilo

Las bodas están envueltas siempre en un sinfín de tradiciones, curiosidades y supersticiones. Que si la novia tiene que traer algo nuevo, viejo y azul, que si el anillo de boda va en el dedo anular… algunas de estas tradiciones las aplicamos a raja tabla generación tras generación, pero pocas veces sabemos el por qué lo hacemos.

La tradición del anillo en el dedo anular me dejó sorprendida ya que nunca me había planteado el por qué tenía que ser así, y aún menos que hubiera un significado detrás.
Parece ser que la forma redonda simboliza el amor infinito que sienten los novios entre ellos y la colocación en el dedo anular proviene de la cultura griega en la que se decía que por este dedo pasaba la vena del amor que estaba conectada directamente con el corazón.

De hecho, recuerdo que en la universidad una compañera de clase me hizo una especie de juego con las manos para explicarme el porque se ponía en el dedo anular (cuarto dedo).
El juego consistía en juntar los dedos de cada mano con los dedos correspondientes de la otra mano. Es decir, tocar la yema del dedo índice de la mano derecha con la yema del dedo índice de la mano izquierda y así con todos los dedos de la mano, excepto el del medio que tiene que juntarlos hacia abajo y esconderlo dentro de las palmas de las manos.
En este juego, los pulgares representan a los padres, los índices representan a los hermanos y amigos, el meñique representa a los hijos, el cuarto dedo representa a la pareja y el dedo del medio representa a uno mismo.

Sin separar las manos, se tiene que intentar separar los dedos. Podrás separarlos todos, excepto los dedos anulares. Lo que intenta significar eso, es que los padres, hermanos, amigos e hijos no estarán siempre a tu lado porque cada uno vive su vida y coge caminos diferentes, en cambio, la pareja siempre vive a tu lado y el amor no puede separarse.

Hay muchas leyendas que cuentan el significado y la representación del amor. Una vez conocí a una novia que me comentó que se casaba por tercera vez con el mismo hombre (después de divorciarse las dos veces anteriores) y me explicó muy emocionada que eran la personificación de la leyenda del hilo rojo. ¿La conocéis? Os lo explicaré… pero eso ya será en otro post! 🙂

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies